Cristiano Ronaldo: Lucha, entrega y dedicación

Cristiano Ronaldo niño
Cristiano Ronaldo // Fuente: Agencias

Cristiano Ronaldo, hoy en día conocido en todas partes del mundo, no siempre lo ha tenido todo, ni mucho menos se lo han dado, Cristiano ha tenido que luchar por todo aquello que quería llegar a ser y como todos sabemos, lo ha conseguido, es uno de los mejores jugadores de la historia, para muchos el mejor, y todo esto gracias a la entrega y dedicación que ha puesto el portugués en cumplir sus sueños.

Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro nación un 5 de febrero de 1985, nació un niño que soñaba con ser futbolista y hoy en día, con 360 goles, es el máximo goleador de la historia del Real Madrid y continúa batiendo récords en su selección.

Sus inicios

Cristiano Ronaldo comenzó a destacar entre sus compañeros del Andorinha, su primer club, y al cumplir los diez años los grandes equipos de Madeira, Marítimo y Nacional, ya se habían interesado en su contratación.

Cristiano Ronaldo tenía 15 años cuando le diagnosticaron un problema de corazón, lo que le podía a haber obligado a dejar el fútbol, pero todos conocemos a Cristiano. Desde el Sporting de Lisboa, club al que se trasladó después de fichar por el Nacional, le comunicaron a la madre de Cristiano el problema, y esta les dio permiso para que lo llevaran al hospital, Cristiano se sometió a una operación mediante cirugía láser, esto se realizó por la mañana y por la tarde Cristiano ya fue dado de alta, y a los pocos días ya estaba entrenando de nuevo.

La calidad y el don de Cristiano para practicar este deporte le hicieron debutar en el fútbol de élite con tan solo 17 años. Cristiano debutó en la clasificación para la UEFA un 14 de agosto de 2002.

Su debut en Primera División se produjo el 30 de septiembre frente al Sporting Clube de Braga, dónde su equipo cayó derrotado por 4-2, pero dónde Cristiano iba a demostrar de que pasta está hecho fue en su segundo partido, dónde su equipo ganó por 3-0 y el astro portugués anotó 2 de los 3 goles.

Cristiano Ronaldo se convirtió en el primer jugador en jugar en una temporada en los juveniles del Sporting, en el equipo filial y en el primer equipo lisboeta.

Cristiano fue observado por un gerente del Liverpool, pero este se negó a ficharlo justificando que el jugador era muy joven y aún tenía que desarrollar sus habilidades de futbolista. En esa misma temporada, el Sporting de Lisboa y el Manchester United iban a disputar un encuentro amistoso, dónde el crack portugués iba a salirse con una actuación magnífica que iba a asombrar a los dirigentes del ManU tanto como a Ferguson y a los propios jugadores del equipo inglés, Cristiano fue traspasado al club inglés ese mismo verano.

Cristiano en el Sporting de Lisboa // Fuente: Agencias
Cristiano en el Sporting de Lisboa // Fuente: Agencias
Manchester United

Cristiano Ronaldo llegó a Manchester en la temporada 2003-04, y empezó con un gran peso ya, y es que le asignaron el dorsal “7” que recientemente había llevado David Beckham. Debutó el 16 de agosto del 2003. Su primer gol lo marcó de falta directa al Portsmouth el 1 de noviembre en Old Trafford. En su primera temporada en Manchester ganó la FA Cup, donde marcó el primer gol del partido y acabó siendo nombrado hombre del partido.

Crsitiano se puso un propósito para su primera temporada en Manchester, dijo que iba a marcar 12 goles, pero sólo consiguió hacer 9 de esos 12 que prometía.  Fue nombrado por la FIFPro como «mejor jugador joven del año», firmando algunas de sus mejores actuaciones como jugador del Manchester United, finalmente los reds se proclamaron campeones de Liga por segundo año consecutivo y esta vez Cristiano sí marcó 12 goles, esta vez en 47 partidos.

Después del Mundial de Alemania, el jugador manifestó su deseo de jugar en la Liga española, aunque tras varias especulaciones, su alto precio y las pretensiones salariales del futbolista hicieron que no acabara recabando en la Liga BBVA.

En su siguiente temporada el crack portugués sorprendió con una nueva faceta, la de asistente, esto hizo que el portugués ayudara más que nunca al club inglés. Cristiano seguía progresando, en todas sus facetas, goleadoras, como regateador puro, etcétera. Esto le llevó a ser nombrado “mejor jugador portugués del año“, el portugués ya era toda una estrella mundial.

El portugués ya tiraba unos dardos a la Liga española, un 8 de marzo de 2007 haciendo estas declaraciones: “Todo el mundo sabe que me encanta España. Me gustaría jugar allí algún día. Sin embargo, estoy contento en el Manchester. Si no me voy ahora, o me marcho en dos, tres, cuatro, o cinco años, estaría contento. Estoy en un gran club.”

Unos días después de estas declaraciones, el jugador amplió su contrato con el Manchester hasta 2012, un megacontrato donde pasaba a cobrar 8 millones netos por temporada. Cristiano seguía acumulando títulos como red, y él, además, seguía progresando cada vez más y más, lo que le hizo ganar su primer Balón de Oro y también la Bota de Oro, gracias a los 31 tantos que anotó en la Premier.

Pero el verano de 2008 lo iba a cambiar todo para el portugués, ya se rumoreaba su posible salida al Real Madrid, aunque ambos clubes trasladaron la negociación por el jugador para una temporada más tarde, es decir, iba a ser en el verano de 2009 cuando el jugador portugués iba a cumplir su sueño de vestir de blanco.

Pero hasta que eso llegara, quedaba todavía toda un temporada, dónde el portugués, como de costumbre, iba a salirse y a dejar goles de muy bella factura, de falta, con grandes jugadas, de toda clases de goles, prueba de esto es que ese año recibió el Premio Puskas.

Cristiano Ronaldo Manchester
Cristiano en el Manchester United // Fuente: Agencias
Real Madrid

El 11 de junio de 2009, el club inglés aceptó la oferta de £80 millones del Real Madrid Club de Fútbol, confirmándose dos semanas después y siendo el traspaso más caro en la historia del fútbol hasta la fecha, el Real Madrid lo presentó con el dorsal número “9” (ante 80.000 personas, cifra histórica en una presentación). El cual luciría una temporada hasta la posterior marcha de Raúl, que el portugués eligió su dorsal clásico, el dorsal número “7“.

Debutó el 21 de julio ante el Shamrock (un equipo irlandés) durante la pretemporada, y anotó sus primeros goles de blanco en la Copa de la Paz 2009, aunque su debut oficial iba a ser contra el Deportivo de la Coruña en un partido de Liga, dónde iba a anotar el gol de la victoria para los blancos.

Sus registros siguieron aumentando, y anotó su primer hat-trick con el Real Madrid el 5 de mayo del 2010, en un encuentro contra el Mallorca. Cristiano Ronaldo anotó 33 goles en sus 35 partidos en su primera temporada, pero pese a su gran rendimiento el club no consiguió ningún título esa temporada.

Cristiano seguía engordando sus cifras, y para inicios de diciembre en 2010 ya contaba con más de 20 goles en menos de 20 encuentros, el portugués ya salía a mas de un gol por partido y parecía no parar.

El 20 de abril, el jugador portugués disputó su primer título oficial con el Real Madrid C. F., la Copa del Rey 2010-11. En la final disputada en Mestalla ante el Barcelona los blancos salieron vencedores, y el portugués iba a tener un papel fundamental anotando el gol de la victoria con un fenomenal cabezazo que iba a ser imposible para Pinto en el 102′. Cristiano ya tenía su primer título como jugador del Real Madrid.

El portugués se terminó de salir en la siguiente temporada, dónde pulverizó el récord de goles en una temporada de la Liga BBVA anotando 53 goles en una temporada, récord que compartió con Leo Messi.

En su siguiente temporada iba a alcanzar los 100 goles vestido de blanco, y tras esto, el portugués hizo estas declaraciones: “No esperaba alcanzarlo tan pronto. Aprovecho para agradecérselo a mis compañeros y al entrenador, que me da la oportunidad de jugar y de crecer como jugador y persona, aunque lo más importante era ganar para la afición”. Pocos días después recibiría la Bota de Oro.

Terminó la temporada rompiendo récords, como no podía ser de otra forma, el portugués anotó 60 goles en todas las competiciones, y se convirtió en el primer jugador de la historia de la Liga BBVA en marcar más de 40 goles en dos temporadas consecutivas, el luso anotó 46 en Liga esta vez.

Cristiano Ronaldo
Cristiano en el Real Madrid // Fuente: Agencias

La temporada 2012/13 la iba a comenzar como acabó la anterior, marcando ante el Barcelona en la Supercopa de España, y con esto conseguía ser el primer jugador del club blanco que conseguía anotar en 4 ocasiones seguidas en el Camp Nou, en el partido de vuelta e luso volvería a marcar y se haría con un nuevo título vestido de blanco.

El 15 de septiembre de 2013, se anunció su renovación con el club, ampliándose el contrato hasta el final de la temporada 2017-18. En diciembre de ese mismo año, se convirtió en el máximo goleador histórico en una fase de grupos de la Champions League al lograr 9 tantos, el luso seguía rompiendo récords.

En la campaña 13/14 anotó 32 goles en 22 partidos a mediados de noviembre, Ronaldo hacía creer que se encontraba en el mejor momento de su carrera. Cristiano finalizó el año con 69 goles en 59 partidos disputados, una cifra escalofriante. Se convirtió en el cuarto máximo goleador del club en la Liga con 164 goles en Liga, igualando la cifra obtenida por Hugo Sánchez.

El año 2014 para Cristiano no podía comenzar de mejor manera posible, iba a ser premiado con su segundo Balón de Oro el 13 de enero de 2014, pero el premio correspondía a 2013, obviamente. Pero ese año iba a cambiar la historia de Cristiano y la del Real Madrid, el club merengue iba a conseguir el primer título de la temporada frente al eterno rival, el FC Barcelona, dónde ganamos la Copa del Rey por 2-1 con aquella famosa carrera de Gareth Bale. Pero lo ‘gordo’ y verdaderamente importante estaba por llegar, la Décima. Si ya habíamos derrotado al Barça en la Copa del Rey, nos tocaba jugar la final de Champions contra el Atleti, final que todos recordaremos por el 4-1 final y el gol de Ramos en el 93´, Cristiano marcó el 4-1 final en la final de Champions, el portugués continuaba haciendo historia vestido de blanco.

El año iba a seguir, y en diciembre el Real Madrid conquistaba el Mundialito de Clubes, con una gran aportación de Cristiano, pese a que el luso no marcara, colaboró y fue vital en los triunfos del torneo. Al año siguiente, Cristiano iba a volver a ser galardonado con su tercer Balón de Oro, dónde manifestó no estar conforme con esos tres balones de oro y su deseo por alcanzar a Leo Messi.

La temporada 2014/15 fue la temporada más goleadora del portugués, anotó 61 goles en 54 partidos y a su vez, la más asistidora con 22 asistencias, pese a esto, el club no se pudo hacer con ningún título esa temporada, quedándose a las puertas de otra final de Champions.

Cristiano Ronaldo
Cristiano en el Real Madrid // Fuente: Agencias

A día de hoy, Cristiano Ronaldo es el máximo goleador de la historia del Real Madrid y sin duda, uno de los hombres más importantes para la historia del club.

En cuanto a la Selección de Portugal, Cristiano ha disputado 125 encuentros con la absoluta, marcando 56 tantos y dando 27 pases de gol. Así, el astro luso colaboró, entre otros, al subcampeonato en la Eurocopa 2004 y al cuarto puesto en el Mundial 2006.

Palmarés de Cristiano Ronaldo a nivel de clubes:
Cristiano Ronaldo palmarés
Palmarés de Cristiano Ronaldo // Fuente: wikipedia.es

Diego Muñoz Castillo / @Diego_Vb7.

Deja un comentario