Crónica| UD Las Palmas 1-2 Real Madrid

Victoria del Real Madrid para olvidar

Los goles de Ramos y, sobre la hora, de Casemiro -ambos de cabeza a la salida de sendos córners- salvaron al Real Madrid en Gran Canaria, donde cuajó un partido horroroso.

UD Las Palmas - Real Madrid
Fuente: Agencias

El Real Madrid campea sin pena ni gloria en la Liga BBVA. Quedan, descontando la actual, 9 partidos por disputarse en el calendario de los hombres de Zidane, a cada cual más intrascendente. El equipo blanco es un fantasma, un encefalograma plano, que espera la llegada de la Champions para renacer como el ave Fénix.

Este domingo, en el estadio de Gran Canaria, el Real Madrid ganó prácticamente ‘sin presentarse’ ¿Cómo? La ciencia está investigándolo.

La UD Las Palmas, un equipo recién ascendido y muy humilde (y que está realizando una temporada excelsa) pasó por encima del Madrid, que apenas llegó al área amarilla. Dominó el juego, controló la pelota, ante la mirada, no la presión, la mirada de los jugadores blancos. La pasividad madridista llevó a errores de benjamines, y esto hizo que Keylor tuviese que actuar en más de una ocasión para mantener el partido vivo. A los 23 minutos del primer tiempo, mientras todo aficionado realizaba un esfuerzo sobrehumano para no conciliar el sueño, Sergio Ramos remató de maravilla un saque de esquina y puso el 0-1. El guión no cambió con el cambio de resultado y el Real Madrid se dedicó a (seguir) esperando. Hasta que el arbitro señaló el descanso.

En la segunda parte la monótona tónica del encuentro se mantuvo. Hay que decir que Las Palmas no acosó prácticamente al Madrid en ningún momento, se podría decir incluso que el Real Madrid contuvo al equipo de Setién. Pero, aún así, al Real Madrid lo mantuvo Keylor Navas, que también tuvo que evitar que un error clamoroso del árbitro le costase el empate a su equipo. La falta de tensión tuvo su castigo, y falta de 3 minutos del final, Willian José marcó el gol del empate para delirio del estadio de Gran Canaria. Pero, poco después, tan sólo 3 minutos más tarde, Casemiro remató de cabeza un saque de esquina para marcar el 1-2 definitivo. Pocas veces se ganan partidos haciendo tan poco.

El Real Madrid consiguió una victoria que no será recordada ni por su transcendencia, ni mucho menos por su brillantez. El equipo de Zidane mostró una versión más que pobre, pero se mantiene en la lucha por el segundo puesto y se afianza en la tercera plaza tras la derrota del Villarreal.

Por: @tomas_rmcf

Deja un comentario