El Vestuario XI| El Santo: Iker Casillas

CAPÍTULO XI: El Santo, Iker Casillas

Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible – San Francisco de Asís (Fundador de la Orden Franciscana). “Allá donde vaya, seguiré gritando: ¡Hala Madrid!” (Iker Casillas, el día de su despedida del Real Madrid). 11 Julio/2015.

Iker Casillas
Fuente: Agencias

Blanco desde 1990. Un cuarto de siglo merecen nuestro respeto y admiración. Iker ha engrandecido el escudo del Real Madrid a base de sacrificio y de buen hacer. Iker ha hecho vibrar al Bernabéu y ha sabido adaptarse a veinticinco años de Historia. Muchos compañeros, muchos entrenadores, algunos presidentes, … y la soledad de un portero. Esa soledad que se transforma en heredera de la agonía o de las ilusiones, de la tristeza o de la alegría, de la desesperación o del ansia de superación. Iker proyecta su imagen a lo largo del mundo, se convierte en embajador del Real Madrid y sabe convivir con la alargada sombra de la sospecha haciendo de su vida de deportista una armonía de virtudes al alcance de pocos.

Si miramos la trayectoria de Iker Casillas en su conjunto nos encontramos un total de 725 partidos oficiales disputados y 19 títulos con el Real Madrid. ¿Acaso hay que mirar hacia otro lado para discutir la Historia? La vida está llena de vaivenes, de éxitos y fracasos que van de la mano y a los que separan en muchas ocasiones centímetros. En sus comienzos en el primer equipo, era difícil imaginar tal cosecha. Desde su debut con 19 años en la Catedral de Bilbao septiembre de 1999 (que curioso para su apodo de ‘El Santo‘), Iker no hizo sino sumar. Sumó partidos, sumó experiencia, sumó éxitos personales y de equipo …

Raúl le da el brazalete de capitán a Iker Casillas
Fuente: Agencias

Raúl González le dejó la capitanía durante sus últimos 5 años en el conjunto merengue, durante los cuales Iker ha mantenido su amor por el club. La exigencia de este club de mantenerse al más alto nivel mundial realza aún más el nombre del mostoleño. Decía Iker en su despedida: “Aquí me he formado como persona y me han enseñado a crecer, inculcándome los valores de respeto, compañerismo, compromiso y humildad. Valores que he tratado de reflejar donde he ido, representando al Real Madrid”. El Real Madrid le debe mucho a Iker Casillas, ha sido durante muchos años el estandarte, la imagen viva de los actos públicos del club, siempre al lado del Presidente. En lo deportivo, a los títulos del equipo hay que añadirle el de mejor portero del mundo, galardón que alcanzó en 5 años consecutivos (2008-2012), mejor portero de La Liga (2009 y 2012) y guante de oro en el Mundial de Sudáfrica (2010), entre otros. Si bien su marcha estaba escrita, su compromiso también.

También acentuamos su carisma en varios estadios de su vida. En lo social, con compromisos múltiples con obras solidarias para ONG y con su propia Fundación para crear, colaborar y fomentar programas de educación y desarrollo a los más desfavorecidos. En lo institucional, siempre representando a la marca Real Madrid. Y en lo deportivo, su nombre es uno de los más coreados por el Santiago Bernabéu cuando realizaba una de esas antológicas e inverosímiles paradas que salvaba algún punto para el equipo blanco. Carisma que le ha catapultado hasta el punto de ser idolatrado por niños y seguido en las redes sociales por millones de personas en todo el mundo. Hasta hoy, eso no lo había conseguido ningún portero del Real Madrid en toda su historia.

Iker Casillas parada Real Madrid
Fuente: Agencias

Paradas imposibles, reflejos felinos, uno contra uno, saber estar debajo de una portería minutos eternos donde la soledad te sobreviene y piensas que has hecho algo importante por este club y que te agradecerán dentro de unos años. Respetado por todas las generaciones de futbolistas que te acompañaron, por tus años de santo, por ser genuino y transparente, porque el Rey Don Juan Carlos I te pidió un día una foto y tú sonreíste ante esa humildad, por darte a la gente desfavorecida, por aguantar los malos momentos con entereza y sin un mal gesto, por hablar bien de quien hablaba mal de ti, por no ser rencoroso, por querer jugar hasta los 40 en el equipo de tu vida sabiendo de la improbabilidad de cumplirlo, por ser amigo de tus amigos de siempre, por ser fiel a la Diosa Cibeles sobre todas las cosas, por pertenecer a la familia madridista y formar parte de una Historia que tú también hiciste.

Iker Casillas en el FC Porto
Fuente: Agencias

Gracias Iker Casillas, porque ser una buena persona porque así también se enseña cómo debe ser un capitán del Real Madrid, con humildad, sacrificio y trabajo. Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible.

Dando por terminada esta sección, repasamos los nombres de nuestro vestuario, aquéllos que supieron llevar el escudo y custodiar sus valores a lo largo de la Historia: Iker, Ramos, Hierro, Sanchís, Camacho, Juanito, Guti, Amancio, Raúl, Santillana y Di Stéfano.

Por Eduardo Ortiz Díaz, @Eduortizdiaz

Deja un comentario