Los partidos post Copa no se le dan nada mal al Real Madrid

El Chacho en un partido con el Real Madrid Baloncesto
Fuente: Agencias

Tras obtener su 26º título copero, el Real Madrid Baloncesto se enfrentó al Brose Basket, partido con el cual se abría la segunda vuelta del Top 16 y por lo tanto una victoria fundamental para el pase a la siguiente fase.

Su entrenador Pablo Laso sabe muy bien de la importancia de este partido: “Debemos entender que es un partido muy duro e importante fuera de casa. El esfuerzo debe ser innegociable por nuestra parte”. Tras las derrotas en casa ante FC Barcelona Lassa y Laboral Kutxa, las opciones de clasificación para cuartos de final del Real Madrid quedaron a expensas de su rendimiento fuera de casa, su gran obstáculo en la primera fase. Pero el equipo se quitó ese peso de encima ganando hace dos semanas en casa del Khimki y ahora aprovechó la oportunidad de afianzarse en el grupo F ganando también al Brose.

Para este jueves entra en el equipo Augusto Lima, que hasta ahora no ha podido jugar en la Euroliga. “Hay que ir dosificando los esfuerzos, pero tener una plantilla larga nos puede venir muy bien”, reconoció el entrenador madridista.

Los precedentes indican que al Madrid se le da bien el partido inmediatamente posterior a la Copa del Rey. Desde la temporada 2011-2012, la primera de Laso, los ha ganado todos, salvo en 2013, justo el único año que no ganó el título: perdió en Cuartos de final contra el FC Barcelona por 108-111. En los otros tres años, en los que el Madrid ganó el título (2012, 2014 y 2015), también ganó el siguiente partido, todos del Top 16 de la Euroliga.

En 2012 venció al Unicaja Málaga por 86-65 en la quinta jornada del grupo F. Por entonces, el Top 16 todavía ternía un formato de cuatro grupos de cuatro equipos cada uno (el Real Madrid cayó eliminado). Dos años más tarde, tras ganar el título en Málaga, viajó a Krasnodar (Rusia) y venció por 74-78 al Lokomotiv Kuban. Y el año pasado superó en casa al Estrella Roja por un claro 85-61.

En Alemania, el Madrid se encontró el equipo revelación de la Euroliga. Entrenado por el italiano Andrea Trinchieri, el Brose Baskets lidera la liga de su país (que ha ganado en cinco de los últimos seis años) y llevaba solo una victoria menos que los blancos en el Top 16, donde ha sido capaz de vencer al Barcelona en casa y al Olympiacos a domicilio.

En el partido de ida dominó el marcador durante más de tres cuartos y puso contra las cuerdas al Madrid, que acabó venciendo por 82-79 con un gran partido de Sergio Rodríguez (22 puntos y 8 asistencias). En el de vuelta, el Real Madrid Baloncesto logró vencerle de nuevo por un ajustado 86-90 con un enorme Llull y destacando la pareja Reyes-Ayón.

@MiriHerranz

 

Deja un comentario