Lucas Vázquez, el nuevo estandarte del Madrid

Lucas Vázquez y Cristiano Ronaldo
Fuente: Agencias

Lucas Vázquez está siendo esta semana, sin duda alguna, el nombre más repetido en los aledaños del Bernabéu. Su gran actuación contra la Roma no ha dejado indiferente a nadie. 

Lucas Vázquez es la ilusión del madridismo. Es la ilusión de un equipo a la deriva, que trata de enderezar el rumbo de la temporada conquistando la Undécima. Lucas es ese hombre que emociona al aficionado blanco. Ese jugador de la casa, que representa fielmente los valores del Madrid: entrega, lucha, sacrificio, amor por el escudo…

Todos estos atributos los muestra en el campo cada partido. Juegue 10, 30 o 90 minutos. Lucas es de esos que exprime al máximo sus cualidades, aquel que no da un balón por perdido. Además de su entrega, le acompaña su indudable calidad técnica. Regate, desborde, descaro… el gallego lo tiene todo para ser una pieza clave del Madrid el próximo lustro.

Comenzó jugando mucho con Benítez. El entrenador madrileño sabía que la aportación de Lucas sería esencial y no dudó en repescarlo tras una soberbia temporada en el Espanyol. Sin embargo, con la llegada de Zidane todo cambió. Lucas se vio relegado al banquillo y apenas contaba para el francés. Incluso se especuló con una cesión. Pero poco a poco Lucas se ha ido ganando a Zizou.

Ante el Atleti contó con la oportunidad de gozar de minutos. Y no lo desaprovechó. Fue uno de los mejores del equipo en un día para olvidar. Ante el Levante, como titular, Lucas tenía la oportunidad de sorprender al técnico. Y lo hizo gratamente. Gran partido y titularidad repetida ante el Celta. De nuevo partidazo y a centrarse en Champions. Y fue aquí donde confirmó su gran momento de forma. A pesar de partir desde el banquillo, el canterano revolucionó el partido y le regaló a Cristiano el gol de la tranquilidad. No solo fue eso, y es que, cada vez que el gallego recibía la pelota, la defensa romana temblaba. No pudieron frenarle.

Y es que Lucas está on fireEs el ideal de niño adorado por el Bernabéu (como los “antiguos” Callejón, Morata…). Es el petardo que rompe los partidos. Esperemos que su mecha no se apague.

Adrián Herrero, @HerreroAdrian

Deja un comentario