La necesidad de apostar por Campazzo

El fichaje de Sergio Rodríguez por el CSKA ha sido el gran bombazo del fin de semana que ha dejado poco menos que consternados en unos casos e incluso indignados en otros a la gran mayoría de la afición del Real Madrid. No nos vamos a engañar, seguro que muchos de esos aficionados aún tenían la esperanza en mayor o menor medida de que el jugador canario acabara volviendo al conjunto blanco este verano si no acababa de encontrar acomodo en la NBA a pesar de sus palabras hace pocas semanas en las que indicaba que por su cabeza sólo pasaba seguir en la liga norteamericana.

Chacho Campazzo
FUENTE: OKdiario

Este movimiento hace que el Real Madrid deba empezar a apostar claramente por algunos activos que actualmente tenemos. Y ahí es donde entra el nombre de Campazzo. Dado que parece claro que no volveremos a ver al Chacho vestir de blanco (ha firmado con el club ruso por tres temporadas y tiene 31 años actualmente), la rotación para el puesto de base correrá a cargo de Llull, el argentino y Doncic aunque este último podría ocupar posiciones de escolta y alero según las necesidades del equipo. Ahora bien, si pensamos un poco más a medio y largo plazo, no podemos dejar de pensar que a Doncic le puede quedar una temporada más o máximo dos en el Madrid si como rezan las predicciones de webs especializadas en EEUU, acaba siendo número uno del próximo draft. Además, también nos podemos encontrar con que llegue el verano en el que Llull se decida a dejar de dar largas a la NBA y quiera dar el salto para probar en la mejor liga del mundo. Esto no es algo que podamos dar por seguro al 100% que se vaya a dar pero tampoco lo debemos descartar.

Con este panorama y teniendo en cuenta que entre la liga de baloncesto china y la propia NBA, el mercado de jugadores para equipos grandes puede acabar siendo cada vez más reducido, el club debería empezar a apostar fuerte por algunas piezas. Con esto quiero decir que Campazzo puede ser el jugador que acabe cogiendo galones y pueda ser uno de los líderes en el futuro del club blanco. Si analizamos el juego de “el Facu”, es un jugador que reúne por un lado el juego eléctrico que ya nos aporta Llull con una gran rapidez de piernas, y la visión de juego que roza la fantasía que teníamos cuando todavía el Chacho formaba parte del Madrid. Además de estas virtudes, es un gran defensor. No olvidemos que ha terminado siendo el que más balones roba en la ACB. Y no acaba ahí la lista de virtudes que podemos achacarle porque no hay que olvidar que es argentino, con lo que ello conlleva en cuanto a carácter competitivo y ganador. Vamos, que desde la experiencia de haber fichado a Nocioni, podemos decir bien alto “ponga un argentino en su equipo y la competitividad del mismo lo agradecerá”.

No todo son virtudes, hay que reconocer que si algo debe mejorar sensiblemente es su efectividad en el tiro, ya que es un jugador bastante irregular en este aspecto. Pero puesto que tiene todavía 26 años y esto hace que tenga todavía margen de mejora por delante, lo del tiro es algo que con trabajo podrá mejorar sin duda.

Leyendo los comentarios de aficionados madridistas en algunos foros, podemos sacar en claro que hay una buena parte de ellos que no ven claro que el argentino pueda hacernos más competitivos. Y para gustos colores. Está claro que el mejor nivel de Sergio Rodríguez es difícil incluso de igualar, pero si hacemos un poco de memoria, el Chacho estuvo a un nivel un tanto flojo en su inicio como jugador madridista hasta que empezó a subir exponencialmente el mismo muy al final del primer año de Laso al frente del banquillo del equipo merengue. De hecho, la temporada en la que el jugador tinerfeño tenía 25-26 años(la edad que tiene ahora Campazzo), sus promedios eran de 7 puntos y 3 asistencias en 18 minutos con un 32% en triples y un 46% en tiros de dos en la 2010-2011 y de 7 puntos y 4 asistencias en 19 minutos con un 40% en triples y un 47% en tiros de dos puntos. Eso en ACB, en Euroliga promedió 6 puntos y 3 asistencias para 6 de valoración con un 20% en triples y 47% en tiros de dos en la 2010-2011, y 7 puntos y 5 asistencias para 9 de valoración en la 2011-2012.

La opción de Campazzo puede ser una apuesta acertada para un futuro nada lejano si la NBA no se cruza en su camino. Se sabe que ha tenido ojeadores de algunas franquicias viendo alguna actuación suya. En su contra para cruzar el charco tiene su altura, que quizás pueda ser un hándicap en una liga tan física como la americana, y si la altura supone un problema para jugar allí, esto favorecería que pudiera tener una carrera más bien larga en el Madrid y que pudiera ser uno de los jugadores que llevaran el peso del equipo a sus espaldas, algo que seguro no le vendría grande. No en vano ha liderado a su selección con algún otro compañero en torneos oficiales, y ya había jugado unos JJOO con la misma y se había enfrentado al dream team USA con 21 años.

Ahora bien, el jugador ex Peñarol debe sentir que el Real Madrid quiere que sea importante en el equipo para que esté bien centrado y motivado, ya que ante la expectativa de que pueda volver para ocupar el rol tan secundario que ha tenido Draper esta última temporada, parece que el propio Campazzo no las tiene todas consigo de que sea la mejor opción para su carrera ahora mismo sea formar parte de la plantilla del conjunto madridista. Aunque lo cierto es que en una temporada tan larga y con tanta acumulación de partidos, hay muchos momentos en los que puede jugar muchos minutos y tener en cierta manera el protagonismo que le gustaría tener. Y si su rendimiento lo demuestra, Laso podría replantearse su rol, aunque el mismo es todavía una incógnita como otras muchas que hay de cara a la importancia que pueda tener cada jugar en la campaña 2017-2018.

Desde luego, no hay tantas buenas opciones por ahí para desperdiciar lo que ya tenemos en casa. Si sabemos explotar convenientemente sus cualidades, el equipo se puede beneficiar de ello y podemos tener bien cubierto un puesto importante del equipo. No hay mas que echar la vista atrás y recordar la primera ronda de los playoffs ACB la temporada 2015-2016, donde jugando frente a Llull y Sergio Rodríguez con UCAM Murcia, acabó la serie de tres partidos con una media de 22 puntos, 3´6 rebotes, 5´6 asistencias y 2´6 robos para 25´3 de valoración.

@IvanEstcha 

Deja un comentario