Real Madrid: Creer hasta el final

Minuto 56 del FC Barcelona – Real Madrid. Euforia blaugrana. El gol de Piqué condena un fallo defensivo y desplaza las ilusiones por ganar del equipo madridista a un lado.

En ese mismo instante, el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane ejerce la figura de motivador, y sí, les obligó a creer en sí mismos para conseguir el triunfo, confiar en sus acciones y en la de sus compañeros.

Creer no es un acto de fe, creer consiste en tener confianza suficiente para promover el esfuerzo, el talento, la perseverancia y la colectividad para llegar al objetivo propuesto. Y creer en condiciones adversas es mucho más difícil, con un ambiente en contra y eufórico. A esto se le puede llamar a veces competitividad, pero personalmente lo veo enfocado a un terreno más psicológico.

FC Barcelona vs Real Madrid
Fuente: Agencias

Las principales cualidades de un creyente son:

– Conocer sus puntos fuertes, el talento individual, la confianza en uno mismo, la preparación física y mental así como la lucha por alcanzar ciertos objetivos; en fin, ser un deportista cualificado, de élite.

– Confiar en el prójimo, confiar en tu compañero, el que rema contigo en busca de un objetivo común, esto permite revertir la situación, y una fase de seguridad o de control sobre el juego.

– Pensar en positivo, arengar al equipo, y tirar del carro como se pueda, sin miedo, sin presión, y con confianza, creer en la victoria y conseguirla, echarle valor, ‘echarle huevos’ como se suele decir.

Estar convencido de que el objetivo llegará, tu esfuerzo se verá recompensado hasta llegar al final, manteniendo el ‘locus amoenus’.

Así el Real Madrid consiguió darle la vuelta al marcador, con coraje, corazón, pasión… pero sobre todo, creyendo.

@AdictoFutbolES

Deja un comentario